24 marzo, 2010. Por

Spoon

Transference
Spoon se consagra como una de las bandas de pop americano más renovadoras con Transference
Spoon

Lo tenían difícil los de Austin al enfrentarse a su nuevo disco, Transference. Y es que Spoon llevaba años editando un disco mejor que el otro, incluidos EPs, singles y cualquier cosa que grabaran. Después de que Gimme Fiction incluyera un hit aún resonante como I Turn My Camera On y de que su sucesor, Ga Ga Ga Ga Ga, haya sido uno de los discos incontestables y más destacados de 2007, los americanos se jugaban la papeleta con Transference. Y sacan nota. Quizás no supere a Ga Ga Ga Ga Ga al menos en la inmediatez que este otro guardaba, pero lo que es indiscutible es que será uno de los discos del año, aún saliendo a comienzos, y de que cada una de las once canciones tienen un nivel de composición que ya quisieran la mayoría de los grupos. Acaban de parir una nueva joya del pop preciosista americano. 

Es complicado encuadrar a Spoon en un estilo concreto. La versatilidad compositiva de Britt Daniel lo eleva a la categoría de superdotado musical. Hacen un pop comprometido, sobre todo, con la canción. Pero sin ser “formato canción” propiamente dicho. En este disco se marca algunas piezas imprescindibles como I Saw the Light, una bomba pop de relojería con un final que los acerca al tango-rock (!); Trouble Comes Running, una canción con carne de directo que es una evolución del rock setentero de Jefferson Airplane; The Mistery Zone, un tema que recuerda irremediablemente al perfecto Ga Ga Ga Ga Ga; o Is Love Forever?, accesible por donde se la mire, y que reúne varios de los gags que llevaron a Spoon a donde están. Por momentos resuenan ecos de aquellos Beatles más pretenciosos y obsesionados con las grabaciones perfectas de discos como White Album o Revolver, pero en una versión bastante más ácida y desgarrada. Vamos, más cerca de la Plastic Ono Band, se podría decir. En su séptimo álbum largo, quinto editado por Merge Records, los de Texas agregan sonidos más lo-fi (Before Destruction) e incluso incorporan algún deje tecnológico que en discos anteriores se permitían menos. Han evolucionado, siguen haciendo canciones que se acercan sin remedio a la perfección y hasta a la intimidad de alcoba (Goodnight, Laura es una nana de amor con un patrón muy similar a Videotape, de Radiohead). Es pop de categoría que hace una revisión del rock-pop clásico pero con una inmediatez muy actual. Tienen todo para formar parte de la élite de "cancionistas" americanos como Ryan Adams o Death Cab for Cutie y adquirir categoría de mito dentro unos años, pero manteniendo un acento underground del que no se despegan. Amén por ellos.

Spoon

+ INFO

Artista: Spoon

Álbum: Transference

Género: Pop evolutivo

Discográfica: Merge Records / [PIAS]

Año: 2010