3 noviembre, 2016. Por

Napflix

Sueño inducido
Napflix, la herramienta definitiva que acabará con el insomnio a nivel mundial
Napflix

Nuestra era hipertecnológica, multipantalla, de natividad (y fallecimiento) digital nos mantiene sometidos a una cantidad sobrehumana de estímulos que superamos estoicamente, pero que en el asalto a la cama se convierten en pildoritas alucinógenas que nos hacen comer techo. Pero hace tan sólo unos días, a La 2 le ha salido competidor en el puesto de mecedora y, bien sea para acurrucarse en las horas de siesta, o en las rutinarias noches entre-semanales, tenemos nueva opción para ayudar a inducirnos al sueño: hablamos de Napflix, la nueva plataforma de vídeo en streaming creada por dos jóvenes españoles para apaciguar el insomnio a nivel mundial. Su objetivo y mayor preocupación era ayudarnos a dormir a pierna suelta, un ejercicio de filantropía que bien merece el Premio Nobel de la Paz.

Desde Notodo.com, apoyamos de forma incondicional los dos pilares que sustentan el proyecto (el emprendimiento nacional en el sector cultural y la internacionalización de la siesta), por lo que este fin de semana nos hemos sentado delante del televisor a ver qué sensaciones nos transmitía la plataforma. Os las contamos a continuación:


Proyecto altruista

Nos halaga que alguien que no sea vendedor de Dormidinas se preocupe de nuestro sueño. En este caso, Víctor de Tena y Francesc Bonet son los citados benefactores, impulsores de un proyecto que vela por la profundidad de nuestro sueño y, por tanto, por nuestro bienestar. Por ahora la plataforma no se comercializa en farmacias, así que poco beneficio reciben ellos a cambio, por lo que no necesitamos pensar que se estén lucrando a costa de su hipnótico contenido. Hoy en día, se echan en falta filántropos como ellos.

Expansión planetaria del concepto de la siesta
Gracias a la repercusión internacional que ha tenido el lanzamiento de Napflix, algunos creemos que un concepto tan español como la siesta podría expandirse internacionalmente, instaurándose en hacendosos países como son Alemania o Japón. Un supuesto que, en el caso de hacerse palpable, relajaría tensiones políticas internacionales y libraría a los españoles del estigma de vagos que nos persigue, y que está muy lejos de acercarse a la realidad…


Nunca pierdes el hilo de la trama

Nos encanta que sus contenidos sean tranquilos, sin diversión y sin cambios, y estén totalmente vacíos de hilo argumental ya que, aparte de inducirnos al más plácido de los sueños, la plataforma consigue que no tengamos un despertar sobresaltado, de los que nos atacan cuando nos levantamos en medio de una trama que ni nos suena, quizás porque se ha saltado de un capítulo a otro de forma automática, como nos pasa en Netflix. En Napflix esto no sucede, ya que abres el ojo inmerso en la misma banalidad en la que te dormiste.

Acceso al vídeo completo de la boda de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar
Nos fascina poder hacer un ejercicio nostálgico de este calibre y echarnos una siesta de las que hacen historia, mientras nos retrotraemos a 1995 y nos damos un baño de grandes sedas, alhajas y perlería, además de hacerle un lifting a las caras más ilustres de la nobleza de nuestro país. Así, si nos envalentonamos, podemos decir que es nuestro contenido favorito de Napflix.



Competir con La 2 no es tarea fácil
El nicho de mercado que ha escogido Napflix para motorizar su proyecto lleva años estando bastante copado, debido a la gran experiencia en inducción al sueño que ha ido adquiriendo la segunda cadena del ente público. Como buenos liberales que somos, abogamos por la libre competencia de mercado, y que las leyes de la oferta y la demanda se encarguen de encontrar el equilibrio; pero reconozcamos que la siesta es difícil sin el diálogo entre Jordi Hurtado y Juanjo Cardenal.

¿Demasiada monotonía?
Nos encandila la idea de que podamos echarnos la siesta sin sobresaltos; que la Infanta se case sin riesgo de intrusiones ni atentados, y que el ganador del Tour del 92 no sea otro que Miguel Indurain. Tan cómodo todo, que corremos un pequeño riesgo de desarrollar adicción al encefalograma plano, y convertirnos en carne de dominación totalitarista, en la línea de Orwell o Black Mirror.

¿Durará?
Los creadores de la plataforma han comentado recientemente a los medios que Napflix fue una idea que nació para echarse unas risas, pero la realidad es que están teniendo una repercusión a nivel nacional e internacional que no podían tan siquiera prever. Con poco más de una semana de vida, ya reciben un centenar de visitas por minuto, y nosotros nos preguntamos, ¿viviremos mucho tiempo enganchados a Napflix?

GALERÍA DE IMÁGENES

Napflix