4 febrero, 2016. Por

Transeúntes

Luis Aller
Transeúntes, un film rodado durante más de 20 años para contar un mosaico de historias anónimas
Transeúntes

La ciudad de Barcelona está poblada por más de cinco millones de personas. En los años 90, cuando comenzó a rodarse Transeúntes, había cuatro millones y medio. Muchos de ellos se encontraban en situación de pobreza, vivían en la calle o eran analfabetos. Algunas cifras inferiores a las de hoy en día, otras terriblemente superiores; cifras altísimas que aquí no viene al caso detallar, pero que Luis Aller ha querido denunciar de una forma más que impactante. Transeúntes es un vasto mosaico realizado durante más de dos décadas que retrata la vida de incontables personas anónimas que han cruzado y cruzan Barcelona como fantasmas.

Imágenes robadas conviven con escenas de ficción protagonizadas por actores de la talla de Sergi López o María Galiana, incluso con incursiones como la del director Santiago A. Zannou (Alacrán enamorado, El truco del manco). Una estructura compleja, un sonido abrupto y un guión encarnizado conforman esta “narración” (entrecomillada por su difícil articulación pero clara existencia) a la que hay que asistir bajo previo aviso. Transeúntes es más bien un ensayo sociológico cuya primordial sensación a crear en el espectador es la incomodidad. Porque la vida es, como poco, incómoda.

Los personajes de esta historia son tan comunes como desconocidos para la mayoría de nosotros. Un chico que busca trabajo sin suerte, una prostituta que roba a un cliente, una pareja de ancianos alcohólicos que se apuntan a un programa de escolarización para la tercera edad… Vidas sin rumbo, sonidos de coches, trozos de conversaciones o imágenes que se suceden en color al principio y en blanco y negro al final. El chico se ve obligado a mendigas por su mala suerte, la prostituta es perseguida y castigada, los ancianos aprenden a leer y se estrenan con la carta que les reclama el desahucio de su vivienda. Estas son sólo una parte de ese caleidoscopio de vidas dispares y, sobre todo, desoladoras que Transeúntes quiere denunciar. La delincuencia callejera, la pobreza y la ignorancia son la guinda de este pastel que nos regala Luis Aller.

La película ha realizado un extenso recorrido por festivales, si bien quizá para algunos este sea el único contexto propicio para ver una película así. Se proyectó en la última edición del TRANSCINEMA de Lima junto con otros espléndidos trabajos como La academia de las musas, de José Luis Guerín u O futebol, de Sergio Oksman, y sabemos que no dejó indiferente a sus espectadores. Rodada en 35mm y 16mm, más otros formatos como DVCam y Súper8, Transeúntes aúna sus más de siete mil planos repletos de jump cuts (acciones cortadas sin continuidad) para contar un número incontable de historias que empiezan y terminan, se entrelazan y vuelven a resurgir.

Con todo, y pese a lo anodino de su forma, la película consigue aquello que persigue: dedicarle un momento de protagonismo a todos esos transeúntes que vagan a nuestro alrededor y que conforman, junto a nosotros, la inmensa ciudad en la que vivimos, que puede ser cualquiera.

Transeúntes

+ INFO

Director: Luis Aller

Género: Historias cruzadas

Reparto: María Galiana, Sergi López, Santiago Ramos, Roger Coma, Duna Jové, Jordi Sánchez, Pep Munné, María José García, Joaquín Hinojosa, Lluis Marco, Iñaki Muñoz, Mónica Glaenzel, Carles Martí, Joan Massotkleiner, Josep Oriach, Joan Pera, Germán Madrid, Gemma Brio, Homer Etminani, Manel Español, Silvia Steinvorth, Santiago Zannou, David García, María Cinta Compte, José María Velilla, Ramón Enric, Inés Ventos, Manu Prats, Martin Aslan, Anna Azcona, Gemma Brió, Inés Cabot, Margarita Calatayud, Glòria Cano, Ferran Castells, Itziar Castro, Enric Cervera, Adrià Collado, Oscar Edú, Pep Antón Muñozy Pedro Molina
Guión: Luis Aller
Música: José Francisco Rodríguez
Fotografía: Oriol Bosch Vázquez, Juan González Guerrero, Gerardo Gormezano, Carles Gusi y Emili Llorach